Qué es?

El colesterol es un lípido o tipo de grasa que está presente en todas las células de los organismos del reino animal y por lo tanto del cuerpo humano. Nuestro organismo necesita colesterol para producir hormonas, vitamina D y otras sustancias como ácidos biliares que le ayuden a digerir los alimentos. La mayor parte del colesterol se produce en el hígado y el resto es aportado a través de la dieta, por ejemplo, de alimentos como las yemas de huevo, la carne y el queso.

El colesterol viaja por nuestra sangre uniéndose a partículas llamadas lipoproteínas. Ese viaje va desde el intestino o hígado hasta los órganos que lo necesitan y viceversa.

Existen dos tipos de lipoproteínas:

-          De baja densidad (LDL): popularmente conocido como colesterol “malo”, transporta el colesterol desde el hígado al resto del organismo. Un nivel alto de LDL lleva a una acumulación de placa en las arterias, causa habitual de la arterosclerosis.

-           De alta densidad (HDL): popularmente conocido como colesterol “bueno”, transporta el colesterol de otras partes del cuerpo al hígado. Después el hígado se encarga de eliminar el colesterol del organismo a través de la bilis. Unos niveles bajos se han relacionado también con mayor riesgo aterosclerosis y, por lo tanto, de enfermedad cardiovascular.

Los valores objetivos de estas lipoproteínas los establecerá tu médico y vendrán condicionados por la presencia de otros factores de riesgo y enfermedades como la cardiopatía isquémica.

 

Causas de un elevado nivel de colesterol en sangre

La causa más común del colesterol alto es un estilo de vida poco    saludable.

Esto puede incluir:

-          Hábitos alimenticios poco saludables: comer grasas perjudiciales, como son las grasas saturadas o las grasas “trans”. La grasa saturada se encuentra en algunas carnes, productos lácteos, chocolate, alimentos procesados y fritos. La grasa “trans” se encuentra en algunos alimentos fritos y procesados como la bollería y comidas precocinadas. Además de producir sobrepeso u obesidad, comer estas grasas puede elevar el colesterol malo (LDL).

-          No realizar actividad física y llevar una vida muy sedentaria con poco ejercicio puede reducir el colesterol bueno (HDL).

-          Fumar reduce el colesterol bueno (HDL) y aumenta el colesterol malo (LDL).

-          La genética también puede provocarte un colesterol alto. Por ejemplo, la hipercolesterolemia familiar es una forma hereditaria de colesterol alto.

A partir de los 20 años se recomienda medir su colesterol al menos  una vez cada cinco años. Se hace mediante una prueba de sangre llamada panel de lipoproteínas en ayunas.

Con ella se puede medir los siguientes parámetros:

-          Colesterol total: Cantidad total de colesterol en la sangre. Incluye ambos tipos: El colesterol LDL y HDL.

-          Colesterol malo (LDL) que se acumula en sus arterias y las obstruye.

-          Colesterol bueno (HDL) que eliminar el colesterol de sus arterias.

-          No-HDL: Este número es su colesterol total menos su colesterol bueno (HDL).

-          Triglicéridos: Otro tipo de grasa en su sangre que puede aumentar su riesgo de enfermedad cardíaca, especialmente en mujeres.

 

Problemas derivados del colesterol alto

Tener niveles altos de colesterol en sangre se conoce como hipercolesterolemia. Lo ideal es tener un colesterol total  menor  de 200mg/dl, aunque  el  límite  alto se  establece en  240 mg/dl.  Se ha  demostrado  que  las  personas con  niveles  de colesterol  en  sangre  de  240 mg/dl  o  superiores, tienen  el  doble  de riesgo  de  sufrir  un  infarto  de miocardio  frente  aquellas  con  cifras  de  200   o inferiores.

La arteriosclerosis,  causante de muchas enfermedades cardiovasculares graves, se origina cuando las células son incapaces de absorber todo el colesterol que circula por la sangre y el sobrante se deposita en la pared de la arteria, contribuyendo a su progresivo estrechamiento y rigidez.

La hipertrigliceridemia es el aumento de los niveles de triglicéridos en sangre por encima de un valor de 200 mg/dl.

Los triglicéridos son un tipo de moléculas de lípidos o grasa diferentes al colesterol que circulan por el torrente sanguíneo y son las encargadas de almacenar la energía que no consumes en forma de grasa. Al igual que el colesterol, también contribuyen a la formación de hormonas.

Mayormente son producidos en el hígado, aunque una parte no despreciable procede de los alimentos que consumes. Es conocido que los azúcares simples (miel, azúcar blanco, refrescos) y el consumo excesivo de alcohol aumentan los niveles de triglicéridos.

La hipertrigliceridemia también produce ateriosclerosis, además de otras enfermedades cardiovasculares y es una causa importante de pancreatitis aguda.

 

Qué hacer si tengo niveles altos de colesterol o triglicéridos?

La prevención de la hipertrigliceridemia y de la hipercolesterolemia son similares.

Para bajar tu colesterol, lo primero es que realices unos cambios en el estilo de vida. Estos cambios se deben centrar en:

Si estos cambios en el estilo de vida no son suficientes, es posible que tu médico te recomiende tomar medicamentos.